Democracia muda.

Democracia muda. Por Javier Barrio. 

delacroix_1440-900 (“La libertad guiando al pueblo”, de Delacroix.)

“Te callas”, dijo el prócer en el último encuentro en Valladolid, abriendo con tan escueto enunciado las puertas de su pensamiento. Esta es la idea que Rajoy y sus hombres gaviota tienen de la democracia; una autocracia con disfraz de otra cosa, un ungüento que oculta la verdad: ni Rajoy ni los dirigentes del PP creen en la democracia, ni Rajoy ni sus ministros creen en la libertad, ni Rajoy ni sus palmeros creen en la posibilidad de un diálogo en el que puedan pacíficamente manifestarse las distintas ideas y las voces que las defienden, la diferencia y el disenso.

Un análisis detenido de la exhortación revela toda su oscura verdad. En primer lugar, para comprobar la grosería, descortesía y falta de modales de una clase política –no es Rajoy sino parte que representa a casi el todo, salvando muy escasas excepciones- que carece de la más mínima sensibilidad humana, básica para comportarse y convivir en sociedad. Son estos políticos que hemos tenido la desgracia de sufrir seres vanidosos, ególatras, chulescos, apáticos, torpes emocionales acostumbrados a unas formas que fuera de sus círculos, deben de ignorarlo, son consideradas groseras e inadecuadas. A nadie se le tolerarían en la vida real. El enunciado viola todas las máximas de cortesía lingüística que han de ser empleadas en el habla para comunicarnos con éxito. Pero más allá de formalidades lingüísticas, lo que de verdad alerta por su gravedad y desconsuela es todo el contenido explícito e implícito que el mensaje lleva consigo. Se equivocaron los medios de comunicación al interpretar que detrás del “tú” está Rubalcaba (y por extensión los varios millones de votantes a los que este representa, no lo olvidemos). Creo que detrás del pronombre se hace referencia a todos los que no aplauden ni jalonan sus actos y opiniones, a quienes piensan de otra manera, a cualquiera cuyo pensamiento puede ser considerado diferente. Es la manifestación máxima del pensamiento único y totalitario que reduce la realidad y todas sus circunstancias a un sistema binario en el que solo existen dos opciones: la propia, única y verdadera; las demás, sin matices, del otro y de los otros, que son erróneas y falsas y han de ser silenciadas. Así se expresó también su mano derecha, Dolores de Cospedal, por esos mismos días del aquelarre vallisoletano, cuando manifestó: “O el PP o nada”. No hay más opciones.

Herederos del franquismo y orgullosos portadores de su antorcha, los actuales dirigentes de la nación, con su grosero presidente en la vanguardia, solo creen en la democracia y en el pluralismo político cuando pueden servirles para ejecutar sus corruptelas, preservar sus beneficios, privilegios y prebendas; no cuando de vivir de verdad en democracia y libertad se trata. Se subieron sus padres al caballo de la democracia como lo hicieron los burgueses al del progreso y la industrialización en el siglo XIX, para perpetuar el sistema establecido y su propio estatus, para que nada cambiase bajo el aparente cambio. Pero cuando en algo les estorba tal modelo político y social rápidamente lo mandar callar y lo callan. Así se apagaron en la transición los ideales de los movimientos cívicos; así se estrangularon la libertad, la igualdad y la fraternidad proclamadas en la Revolución Francesa; así nos manda callar hoy Rajoy con su falta de estilo y de talento.

1334181388971reforma-codigo-penaldn

(Manifestante durante una protesta del 15M. Fuente: http://www.publico.es)

Aún podía haber dicho “cállate” y hubiese resultado menos agresivo, con serlo ya bastante, que el “(tú) te callas” en el que el destinatario, que somos muchos, es señalado y apuntado de una forma más directa y explícita. Es la ley del silencio de un presidente que tiene miedo de la palabra, que no cree en el intercambio de ideas, que rehúye la escucha, que se permite el lujo de no aceptar preguntas de la prensa, de no explicar sus medidas, de no dar la cara como su cargo le exige, de no hablar con nadie ni escuchar a nadie, de permanecer mudo e indiferente y solo hablar para, triste paradoja, imponer silencio y mandarnos callar. Silencio a la voz de la calle, a quienes disienten, a quienes piden justicia, a quienes denuncian sus mentiras, el incumplimiento de sus palabras, el encubrimiento de sus ladrones y corruptos. Silencio a la diferencia. Silencio a todos, democracia muda, miedo y miseria y palo y calabozo para quienes no les obedezcan, como la nueva Ley de Orden Público asegura. Silencio a quienes discuten la Ley del Aborto, a quienes preguntan por la financiación de los partidos y los sobresueldos ilegales de sus dirigentes, a quienes demandan un trato humano y justo en las fronteras. Silencio a quienes defienden su trabajo y su salario, a quienes cuestionan la Monarquía, a quienes defienden los servicios públicos y gratuitos básicos. Silencio a los jueces que investigan, a quienes piden buscar a sus muertos, a quienes recuerdan que los cargos públicos se deben al ciudadano y a su servicio han de estar, no a su propio capricho y arbitrio. Ese será su legado, la imposición del silencio.

descarga (6)

(El escritor Ernesto Sábato)

Los políticos en España temen, tienen pavor a que los distintos discursos vayan tejiendo, hilo a hilo, la trama de su gran estafa. Es en silencio y de noche cuando el criminal urde y comete sus crímenes.

Digamos “no”, no nos callemos, no les saldrá bien aunque por lo presente lo parezca; ante desafíos aún peores el hombre ha sabido clamar y poner su voz y sus palabras al servicio de la incesante búsqueda de la verdad y de la justicia. Que La Ametralladora sea una pequeña y humilde contribución a tan insigne labor, que su altavoz no se calle. Y que resuene siempre la voz de Ernesto Sábato cuando dice al final de su libro La resistencia: “El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s